Cámaras ocultas - Libros autografiados y descatalogados - Reconstruciones históricas y dioramas - Revistas especializadas- Gadgets espía - Antigüedades del espionaje - Uniformes y disfraces - Emblemas y placas - Coleccionismo militar y de Inteligencia, etc.

miércoles, 29 de julio de 2015

"MUJERES DE ETA: Piel de serpiente" de Matías Antolin.


 
Mujeres que se mueven en la sombra y a las que apenas podemos vislumbrar en las borrosas imágenes de una detención o en la policía.
¿Qué motivos las han llevado a renunciar a todo por la lucha clandestina?
¿Cómo son sus relaciones?
Diarios personales y testimonios que nos acercan a su personalidad, dudas y contradicciones.
 
11,99 €
 



 

martes, 21 de julio de 2015

Diorama. Trinchera rusa del frente oriental. Segunda Guerra Mundial. VENDIDO



El frente de Europa oriental o frente oriental fue el principal frente durante la Segunda Guerra Mundial. En la Unión Soviética (y hoy en la Federación Rusa y demás repúblicas exsoviéticas) se lo denominó Gran Guerra Patria, (en ruso, Великая Отечественная война Velíkaya Otéchestvennaya voyná). Cubrió el centro y el este de Europa y fue abierto por la Alemania nazi al invadir Polonia en 1939,[2]​ siendo cerrado por la Unión Soviética al capturar Berlín en 1945, manteniéndose inactivo temporalmente en 1940.
 
Debido a que la ideología nazi se oponía a los movimientos eslavos, judíos y comunistas, mientras que el ideario soviético era opuesto al fascismo, la guerra en el frente oriental se caracterizó por la ocurrencia de genocidios en casi todos los países ocupados, así como la constante violación de las acuerdos obtenidos en las Convenciones de Ginebra. En este frente perdieron la vida 27 millones de soviéticos, 6 millones de alemanes y aliados del Eje y casi 6 millones de polacos (más de la mitad eran polacos judíos), más de un 60% de las víctimas de esa guerra en todo el mundo. Se estima que en el frente oriental murieron el 73%[3]​ de los soldados alemanes que murieron en la guerra y, en el caso de Bielorrusia, Ucrania y Polonia, más del 20% de la población civil fue asesinada.
 
Tras los cercos de Minsk en julio, Kiev en septiembre y Viazma en octubre de 1941, los alemanes hicieron 3 millones de prisioneros soviéticos, que fueron los primeros en ser sacrificados en las cámaras de gas de los campos de exterminio.
 
Enfrentado a una guerra total, Stalin no dudó en practicar la táctica de tierra quemada ya probada contra Napoleón en 1812,[4]​ en organizar una guerra de guerrillas, en trasladar todas las industrias a la retaguardia y en sacrificar a todos los hombres que fuesen necesarios.
 
Tras la paralización de la ofensiva alemana en diciembre de 1941 y con algo de ayuda de los aliados occidentales, la Unión Soviética pudo reconstruir su ejército, movilizar a todo el país en nombre de defensa de la patria, y para 1942 la producción de armamento soviética ya era superior a la alemana.
 
VENDIDO
 

domingo, 19 de julio de 2015

JAMES BOND 007: "VIVE Y DEJA MORIR" DVD

En tan sólo veinticuatro horas, tres agentes del servicio secreto británico que investigaban una red de tráfico de drogas aparecen asesinados en extrañas circunstancias.

Todas las pistas conducen a Mister Big y a un diplomático llamado Katanga. El agente 007, James Bond, es enviado a Nueva York para investigar al enigmático personaje. 
 
IDIOMAS: ESPAÑOL - INGLES - ALEMAN
 
2,99 €
 
 

miércoles, 15 de julio de 2015

"ESPIAS" Fernando Rueda



¿Puede alguien a estas alturas sentirse a salvo del espionaje, mantener una conversación telefónica en la confianza de que, al margen de su interlocutor, nadie más está a la escucha? En el siglo XX, en la década de los ochenta los servicios secretos del Estado conocieron una profunda transformación. El Cesid pasó a ser una institución poderosa y su intensa actividad —como ahora sabemos, en muchos casos al margen de cualquier control— permitió la formación profesional de numerosos agentes cuya procedencia era generalmente militar.
 
¿Quién o quiénes espían al Rey? ¿Cómo lo han hecho? ¿Existen redes que elaboran dossiers sobre conocidos jueces, banqueros, políticos y altos ejecutivos? ¿Qué hacen para quitarse de en medio a su peor enemigo? ¿Quiénes son los mejores y más peligrosos espías a sueldo en España? Fernando Rueda, autor de La Casa, el primer libro sobre el Cesid publicado en nuestro país, y Elena Pradas, auténticos expertos en el mundo del espionaje, se adentran ahora en la trama civil del mercado negro de la información para descubrir al lector un mundo espeluznante, en el que la realidad no es más que un juego de apariencias al servicio del mejor postor.


Fernando Rueda, nacido en Madrid en 1960. Es licenciado en Ciencias de la Información y profesor en la Universidad de San Pablo CEU, donde imparte clases de periodismo de investigación. Se doctoró por la Universidad Complutense de Madrid en 2004 con una tesis titulada "El periodismo de investigación sobre servicios de inteligencia". Actualmente, lidera la sección Materia Reservada en el programa radiofónico La Rosa de los Vientos de Onda Cero, en la que se tratan temas actuales e históricos de espionaje y de política, tanto nacional como internacional. También ha participado en diversos programas de televisión como Cuarto Milenio.

Fue redactor jefe en la revista Tiempo y actualmente es subdirector de la revista Interviú. Fernando Rueda es considerado como el mayor especialista de España en cuanto al espionaje. Actualmente imparte la asignatura de Semiótica de Comunicación de Masas en el Centro Universitario Villanueva.

Temas de Hoy
1995

45€

Libro autografiado
Libro descatalogado